Disociación de la personalidad

Disociación de la personalidad

La teoría de la disociación estructural de la personalidad parte de la idea de que no nacemos con una personalidad integrada, sino que los niños manejan diferentes estados del Yo que funcionan de manera semiindependiente y que según vamos creciendo estos estados se van integrando.

Cuando hay sucesos traumáticos, se genera una dificultad para que las diferentes partes de la personalidad se integren y se generan partes nuevas que están ligadas al trauma.

Cuanto más grave y duradero sea el suceso traumático, y cuanto menor sea la edad, el trauma tendrá consecuencias más graves en la personalidad.

Cuando los cuidadores principales del niño no son coherentes, cuando el niño siente que no está seguro o que la persona que tiene que generar seguridad le está dañando y le hace sentir en peligro, se provoca disociación en la personalidad y se generan PE (partes emocionales) que intentan resolver el problema, intentan ganar el apego seguro que no encuentran de manera natural.

PAN y PE 

En la disociación se generan 2 tipos de partes de la personalidad. Las personas traumatizadas tienen un patrón que alterna entre dos polos opuestos:

  • PE (parte emocional). Partes que “sienten demasiado” (reexperimentan el trauma).
    • Son Partes asociadas a la defensa, ligadas al trauma y que generan emociones y comportamientos  no adaptativos y que interfieren en la vida de la persona afectada que generalmente lo vive como si perteneciese al presente y que permanecen en la defensa del propio trauma.
  • PAN (parte aparentemente normal). Partes que “sienten demasiado poco” (anestesia emocional,  entumecimiento).
    • Son partes más asociadas a la supervivencia, se tienen que alejar del trauma para poder llevar una vida más o menos adaptada. Son las partes de la personalidad que intentan vivir una vida normal y adaptada al entorno, es una parte alejada del trauma y disociada del mismo para poder sobrevivir y funcionar. 

Niveles de disociación

Dependiendo del nivel de disociación puede existir una sola PAN, una sola PE o varias.

Hay 3 niveles de disociación, según la teoría de la disociación estructural.

1- Disociación primaria. Solo existe una PAN y una PE ligada al trauma. Es el grado más leve de la disociación. En este nivel está el TEP y los trastornos disociativos leves como la despersonalización o la desrealización.

2- Disociación secundaria. Hay una PAN y varias PE. Cuando el trauma se inicia a una edad más temprana, se prolonga en el tiempo y es causado por el cuidador primario, la disociación primaria no será suficiente para mantener a salvo la personalidad del niño.  Aquí están la mayor parte de los trastornos disociativos del trauma complejo.

3- Disociación terciaria. Existen varias PAN y varias PE. este es el grado más severo. Aquí entra el TID. Las causas son parecidas a las de el segundo grado pero aquí el trauma es más severo o el niño pudo tener menos recursos mentales para gestionar el trauma. No era suficiente tener una PA pues la vida diaria era insoportable. Puede ser que las PA se conozcan entre sí o no.

_

Despersonalización / Desrealización

El trastorno de despersonalización y desrealización forma parte de los trastornos disociativos dentro de las clasificaciones diagnósticas actuales. Son síntomas que suelen darse en disociación primaria.

El trastorno de despersonalización/desrealización  se caracteriza por una sensación .persistente o repetitiva de separación del propio cuerpo o de los propios procesos mentales

Despersonalización. La persona tiene la  sensación es de ser  un observador externo de su propia vida, con sensaciones  de extrañeza con respecto a si mismo, de estar separado o fuera del propio cuerpo. Sensación de extrañeza del Yo.

Algunas de las frases que expresan las personas que sufren despersonalización son:

  • Me siento separado de mi propio cuerpo –
  • Si hablo me escucho  como dentro  –
  • Irreal, extraño – 
  • Como si me saliese de mi propio cuerpo y me viese desde fuera –
  • Sensación de que mis movimientos son como los de un robot –

Desrealización. La sensación es de sentirse totalmente desconectado del entorno. La persona experimenta el  mundo  externo  como si  fuese  extraño o  irreal, como si  estuviese dentro de un sueño. Algunos de los síntomas son percibir alteraciones en la forma y tamaño de los  objetos, o pueden percibir al resto o de  personas de forma extraña. También puede aparecer una sensación de irrealidad con respecto al paso del tiempo.

Algunas de las frases que expresan las personas que sufren desrealización son:

  • Como en un sueño. – 
  • Irreal, extraño raro. – 
  • Como si pisaras el aire. – 
  • Como si esto no fuera conmigo. – 
  • Como si los demás estuviesen en otro  nivel diferente al mío –

A diferencia de trastornos psicóticos, donde la persona cree que las percepciones alteradas son reales, como en el caso de las alucinaciones, en la despersonalización o desrealización permanece intacto el sentido de  realidad, es decir, la persona es consciente que su  percepción no es real y es producto de su mente.

Estas vivencias pueden aparecer como síntomas de otros trastornos, muchas veces relacionados con trastornos de ansiedad. No tienen por qué significar una patología en sí. También pueden aparecer como reacción al consumo de algún tipo droga que afecta al sistema nervioso.

En ocasiones estos episodios aparecen de forma adaptativa cuando la persona sufre un suceso vivido de forma excesivamente peligrosa o ante situaciones límite, en estos casos la disociación temporal es un mecanismo de defensa para poder sobrellevar el gran dolor emocional.

Muchas veces estos trastornos son el origen de otros problemas psicológicos, esto es debido a que se viven con mucha angustia por lo que se intenta por  todos los medios  que los  episodios no vuelvan a ocurrir, a partir de aquí se producen conductas poco adaptativas para la evitación de los episodios disociativos.

Tratamiento del trastorno de despersonalización/desrealización

Un tratamiento adecuado del problema tiene que conllevar el trabajo con los síntomas y también un trabajo más profundo para comprender las PA y las PE, el origen del  problema y los traumas asociados.

Se tendrá en cuenta el propio trastorno (síntomas) y se emplearán distintas técnicas para gestionarlo y hacer que mejore. Estas técnicas pueden ser de tipo cognitivo-conductual para trabajar con los pensamientos, técnicas de enraizamiento para poder controlar las crisis, técnicas de relajación para manejar la ansiedad y evitar el “secuestro  emocional” que se produce cuando el las estructuras del sistema límbico generan emociones tan fuertes que el córtex no puede interpretarlas con claridad. Contamos con un equipo de expertos psicólogos en depresión en Madrid

Por otra parte será muy importante  incluir también un trabajo especial con el origen del trastorno, entender cómo están la PA y las PE, investigar cómo surgió, qué sucesos  traumáticos han sucedido y han generado la necesidad del cerebro de disociarse para para poder sobrellevar el dolor emocional.

Después de encontrar el origen se trabajará para hacer que esas alarmas automáticas puedan ser procesadas y “desconectadas”. Todo esto ocurre en las estructuras del cerebro límbico donde se guardan los aprendizajes automatizados, las emociones y las fobias entre otras cosas.

Un tratamiento adecuado del problema tiene que conllevar el trabajo con los síntomas y también un trabajo más profundo para comprender las PAN y las PE, el origen del  problema y los traumas asociados.


Autor:  Mercedes Muñoz
Psicólogos en Madrid Capital

Entradas Relacionadas

Lee otras entradas

MOTIVACIÓN

Estás metido en unas tareas  que están a medio terminar y se encuentra en la esquina de tu escritorio “muerto de risa”. Todo lo que te queda por hacer te

Leer Más »
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulta la política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o rechazar su uso pulsando el botón Rechazar   
Privacidad
×