Skip to main content

¿Qué es y cómo funciona el Neurofeedback?

El neurofeedback es una técnica que utiliza señales cerebrales para proporcionar retroalimentación en tiempo real al individuo, de esta manera se pueden hacer cambios en la actividad cerebral y mejorar su funcionamiento obteniendo unas mayores capacidades cognitivas y emocionales.

A través de unos electrodos colocados en el cuero cabelludo (totalmente inocuos ya que solo registran actividad y no emiten absolutamente nada hacia la piel) se registran las ondas cerebrales, estas ondas se leen en un ordenador, en función de esta información se emiten unas señales visuales o auditivas que estimulan las conexiones deseadas del cerebro.

Se puede considerar como una forma de entrenamiento cerebral. Es similar a cómo entrenamos nuestro cuerpo en el gimnasio: a medida que practicamos y recibimos retroalimentación, mejoramos nuestro rendimiento físico. Con el neurofeedback, se entrena y mejora la actividad cerebral para promover un mejor funcionamiento mental y emocional.

Al igual que entrenamos nuestro cuerpo, también podemos entrenar nuestro cerebro para mejorar su funcionamiento.

 

¿Para qué de utiliza?

Existen muchos estudios cientíticos que avalan la efectividad del neurofeedback en el tratamiento de distintos problemas mentales y dificultades psicológicas. también ayuda a afianzar los aprendizajes de la terapia psicológica.

El entrenamiento en Neurofeedback consigue grandes mejorías en problemas de hiperactividad, ansiedad, depresión, trauma, TOC, pensamientos obsesivos, tic nerviosos, fobias, estrés postraumático, ataques de pánico, epilepsia, autismo, migrañas o problemas de sueño entre otros.

El neurofeedback también se utiliza para aumentar las capacidades cerebrales. Las ventajas incluyen una mejoría en las funciones cerebrales, en la concentración, en la memoria y en el control emocional.

 

* Rendimiento cognitivo

El entrenamiento en neurofeedback mejora el rendimiento cognitivo porque optimiza patrones específicos de actividad cerebral asociados con la concentración, la atención, la memoria y el procesamiento mental.
Esto genera mejoras en el aprendizaje y el rendimiento en diversas tareas mentales.

* Ansiedad

Ayuda a regular los patrones de actividad cerebral asociados con estados de calma y relajación. Al entrenar el cerebro para reducir la sobreexcitación en áreas relacionadas con la ansiedad, se busca promover respuestas más calmadas, esto ayuda a reducir los síntomas de la ansiedad y mejorar el bienestar emocional.

* Depresión

Ayuda a regular las conexiones cerebrales relacionadas con la regulación emocional.
No es una cura única para la depresión pero ayuda a mejorar el estado de ánimo y bienestar emocional cuando se combina con otras formas de tratamiento.

* TDA

Al entrenar la actividad cerebral para mejorar la concentración, la atención, el autocontrol y la regulación emocional, se busca ayudar a las personas con TDAH a manejar mejor sus síntomas. Aunque los resultados pueden variar, algunos estudios han demostrado que el neurofeedback es beneficioso como parte de un enfoque integral para el tratamiento del TDAH.

* sueño

El neurofeedback ayuda a mejorar los problemas de sueño . Al entrenar la actividad cerebral asociada con estados de relajación y sueño profundo, con el objetivo de mejorar la calidad del sueño. Existen investigaciones que indican que el neurofeedback tiene efectos positivos en la regularización de los patrones de sueño y la reducción de problemas de insomnio.

 

Neurofeedback y plasticidad cerebral

El neurofeedback está estrechamente relacionado con la plasticidad cerebral, ya que utiliza esta capacidad del cerebro para reorganizarse y adaptarse continuamente.
El Neurofeedback permite aprender y modificar los patrones de actividad neuronal reforzando conexiones neuronales existentes o ayudando a crear nuevos circuitos de conexión. Se puede facilitar la autorregulación neuronal promoviendo cambios duraderos en el funcionamiento del cerebro.

 

Estudios científicos

Existen numerosos estudios científicos sobre el neurofeedback y sus resultados. Hay investigaciones que exploran su efectividad en una variedad de áreas, desde trastornos neurológicos como el TDAH, la epilepsia y el autismo, hasta problemas de salud mental como la ansiedad, la depresión y el estrés, el TEPT.
Los estudios sobre neurofeedback evalúan su impacto analizando cambios en las ondas cerebrales, mejoras en el comportamiento, la cognición y la calidad de vida de los individuos que reciben el entrenamiento de neurofeedback.
Existen muchos estudios sobre neurofeedback y sus resultados. Uno de ellos es el trabajo de Monastra et al. (2005), que examinó el uso del neurofeedback en el tratamiento del TDAH. Este estudio encontró mejoras significativas en el comportamiento y la actividad cerebral de los participantes con TDAH después del entrenamiento de neurofeedback.
Otro estudio importante es el de Kerson et al. (2013), que investigó el neurofeedback como tratamiento complementario para la depresión. Este estudio demostró que el neurofeedback podría ser beneficioso para mejorar los síntomas depresivos en pacientes que no respondían completamente a la terapia farmacológica.

 

Neurofeedback frente a farmacología

Mientras que la farmacología se basa en el uso de medicamentos para influir en los procesos neuroquímicos del cerebro, el neurofeedback es una técnica no invasiva que busca modificar la actividad cerebral a través del aprendizaje y la autorregulación.
La farmacología obtiene resultados rápidos y puede ser efectiva para aliviar síntomas, pero puede conllevar efectos secundarios y dependencia en algunos casos, además el cerebro es modificado por sustancias externas y no por cambios adaptativos. El neurofeedback entrena el cerebro para autorregular sus propios patrones neuronales, lo que puede llevar más tiempo en producir resultados tangibles, pero puede tener beneficios a largo plazo con menos efectos secundarios, se consigue un cambio en el funcionamiento cerebral y aprendizajes nuevos.
El neurofeedback podría ser una opción para reducir la dependencia de los medicamentos o como un complemento a la farmacoterapia.
La elección entre neurofeedback y farmacología a menudo depende de factores individuales, preferencias del paciente, severidad de los síntomas y la respuesta a los tratamientos. En esta elección es importante tener en cuenta que el NF es una técnica no invasiva que promueve aprendizajes nuevos del cerebro mientras que los medicamentos actuan cambiando la neuroquímica para aliviar los síntomas.

 

Neurofeedback es para tí si quieres invertir en tu mente. Esta técnica, cada vez más extendida, genera un mayor nivel de bienestar y control de tus emociones. Tu cerebro aprende nuevas pautas de forma permanente.

Neurofeedback entrena tu cerebro y mejora tu potencial cognitivo y tu regulación emocional


Autor:  Mercedes Muñoz
Capital Psicólogos Madrid

Leave a Reply