Cuando la situación nos desborda

 

Terapia de adultos. Asesoramiento en situaciones críticas.

 

Una determinada situación complicada, relación tormentosa (ya sea de amistad o de pareja), un conflicto laboral o familiar, nos puede dejar fuera de juego y no sabemos qué decisión tomar. Puede darse que sí sepamos cuál es la decisión correcta pero no nos atrevamos a dar el paso.

 

En resumen, no hay confianza, fuerza interna para superar o sobrellevar una crisis vital. Nos vemos desbordados por las circunstancias del entorno y no somos capaces de afrontarla con la mente clara.

 

Puede que esa situación sea muy repetida en el tiempo y cada vez tengamos menos habilidades para hacerla frente. Todo esto nos lleva a una sensación de estancamiento, de estar metidos en un hoyo; esa sensación va acompañada además de preocupaciones, síntomas desagradables que se instauran de manera natural, haciéndonos vivir la situación con angustia.

 

La solución es recuperar la sensación de control, esté o no la situación resuelta. Este proceso de control se va adquiriendo desde el primer momento que se cuenta con ese profesional de referencia que nos va a enseñar a manejar los recursos y maneras de afrontar. Aporta técnicas para posicionarse desde el lugar de un observador menos implicado y así adoptar una visión global. El equipo que se forma con el psicólogo permite la evolución del sistema de respuestas y herramientas que fortalecerán el aprendizaje y maduración interior de la persona una vez resuelto el conflicto. El cerebro aprovechará en circunstancias parecidas de manera refleja.