Anorexia y/o bulimia

 

La anorexia es un trastorno psicológico en el cual la persona tiene una percepción distorsionada de su cuerpo. La persona se ve muy por encima de su peso, aunque éste sea menor que el considerado medio para su edad y constitución. En consecuencia, intenta controlar su peso haciendo dietas estrictas o dejando de comer.

 

La bulimia es un trastorno psicológico en el cual la persona sufre impulsos irrefrenables de ingerir alimentos con un nivel elevado de calorías y alterna periodos de dietas con periodos de ingesta compulsiva. Este trastorno provoca cambios bruscos de peso.

 

Los dos trastornos alimenticios pueden llegar a la provocación del vómito después de haber comido (conductas purgatorias). También esconden problemas relacionados con baja autoestima, ansiedad, necesidad de pertenecer al grupo y afrontar de forma inadecuada la rutina del día a día.

 

Podemos traducir este tipo de trastornos como un intento de controlar su propia vida, recuperar el equilibrio a nivel emocional, familiar o social.

 

Algunas de las señales que deben alertarnos sobre estos trastornos son las dietas exigentes, preocupación desmesurada por el peso, exigencia excesiva con la imagen corporal, problemas para manejar sanamente el estrés, escasa comunicación en la familia y factores de entorno social.

 

Es muy importante la prevención y detectar lo antes posible los indicadores que definen estos trastornos alimentarios. Una vez desarrollados, es necesaria una intervención multidisciplinar coordinada entre médico, psicólogo, psiquiatra y nutricionista, para solucionar con éxito el trastorno.