No quiero estudiar

 

Cuando nos encontramos con un niño que no quiere estudiar hemos de tener en cuenta varios factores con vistas a solucionar un problema que, de no tratarse, podría ocasionar fracaso escolar y, en último término, el abandono de los estudios.

 

La desmotivación puede ser causada simplemente por una falta de interés pero es importante evaluar si detrás de ello existe algún problema de ansiedad.

 

Es preciso, para encontrar la causa, evaluar de una forma rigurosa el contexto para poder verificar qué hay detrás de ese bajo interés hacia el estudio. Para ello habrá que iniciar la evaluación con los padres y/o tutores, con el fin de detectar el problema así como para concretar con ellos las tareas a llevar a cabo.

 

Después evaluaremos junto al niño la causa de su desmotivación y le ayudaremos a vencer los obstáculos que le impiden realizar bien su tarea de estudio.