SIENTO VERGÜENZA

 

La timidez puede ser un rasgo de la personalidad que se produce en la infancia por temor a los desconocidos. Cuando el niño va madurando, adquiere habilidades sociales que le permiten relacionarse de una manera más eficaz con los demás. 

 

Pero si la timidez se convierte en algo incapacitante, es un síntoma de que hay algo que no va bien (baja autoestima, miedo a que mis compañeros se enfaden conmigo, miedo a la crítica, complejo de inferioridad, etc.).

 

Los niños tímidos sufren pero sus síntomas son muy silenciosos: por ejemplo están tensos la mayor parte del tiempo, permanecen callados, son observadores, evitan encuentros sociales. 

 

Un niño tímido sin tratar, puede desarrollar problemas sociales que le pueden afectar de por vida al desarrollo de su personalidad y sus relaciones sociales.

 

En estos casos, sería conveniente la intervención de un especialista para que el niño tome conciencia de los factores que le pueden perjudicar.