Tratamiento para la Obediencia y la Rebeldía en los niños.

El cuerpo habla

OBEDECER O NO OBEDECER, ESA ES LA CUESTIÓN

kid-1241817_1920

¿Cómo sé que mi hijo tiene un problema de desobediencia que sí que hay que tratar?

LA diferencia está en el desgaste de los padres. Llegas a la conclusión que las reglas  que se ponen no sirven, que para conseguir que  haga  una tarea sencilla te cuesta unos 40 minutos mínimos, que absolutamente todo me lo discute para salirse con la suya. Que niega hechos evidentes… tenemos que plantearnos si nuestro hijo sufre un cuadro desafiante negativista.

¿Diferencia entre desobedecer y desafiar?

En un trastorno de desobediencia los dos van de la mano. La desobediencia implica una conducta de no seguir las pautas o reglas que se dan en la casa de manera abierta. Un niño puede desobedecer de manera impulsiva porque está aprendiendo a controlar sus hábitos pero la regla la considera correcta

Cuando un niño desafía es que ni siquiera está de acuerdo con la regla. Está cuestionando la autoridad del adulto y las reglas que existen en su entorno. 

¿Por qué mi hijo me desobedece?

Detrás de un niño que no obedece podemos encontrarnos multitud de factores influyentes.

En primer lugar, puede deberse a la ausencia o mala gestión de unas normas claras por parte de los padres, aquí estaríamos hablando de un problema de límites. La educación de los hijos en ocasiones se convierte en un gran reto, sobre todo cuando nos encontramos con niños con un carácter complejo, un trabajo que atender  y una organización de la casa que llevar.

Pero resulta frecuente que tras una conducta negativa lo que hay detrás pueda ser un problema más complicado como puede ser una depresión infantil, también puede haber algún problema de acoso escolar, problemas en las relaciones con los compañeros. Los niños no expresan lo que les pasa como lo podríamos expresar nosotros. De hecho, muchas veces no entienden que les pasa y es normal que lo manejen con enfados. Un señal de que sus emociones están dañada es comunicárnoslo es a través de su estado de ánimo.

¿Cómo superar la desobediencia?

Una entrevista a los padres, evaluación a los niños y el contacto con el colegio son importante detectar el problema. Tenemos que recoger toda la información que se precise del contexto del niño para construir una hipótesis sobre la cual poder trabajar y saber que hay detrás de un mal comportamiento. 

Cuando tenemos esa información evaluamos al niño y así comenzará el trabajo que nos llevará a la resolución del problema. Se tratarán tanto los hábitos en el seno familiar como la toma de consciencia del niño que le ayude a la reflexión. También se intervendrá en el contexto escolar siempre que sea necesario y en lo posible que se permita

child-865116_1280

Últimas Entradas

Cómo encontrar el mejor psicólogo en Madrid

ESTOY BUSCANDO PSICÓLOGOS EN MADRID BUENOS ¿POR DONDE EMPIEZO? Una circunstancia puede destapar debilidades que no sabemos cómo superar. Durante largos periodos aprendemos a vivir …

Leer Más →
rupturaPareja_p-300x300

Superar una ruptura de pareja

Dicen los expertos que superar una ruptura de pareja es más difícil que superar su muerte Cuando se sufre una ruptura de ese gran amor, …

Leer Más →
EMDR_puente-300x200

Terapia EMDR, Entrevista

En el 2015, María Padilla fue entrevistada por un periódico local digital. Aquí os pasamos las preguntas del reportero junto con las respuestas transcritas de …

Leer Más →
×